Volkswagen hace historia con el I.D. R Pikes Peak

Volkswagen y el I.D. R Pikes Peak han hecho historia en la legendaria subida de Pikes Peak. Con el I.D. R Pikes Peak de 500-kW (680 PS), Romain Dumas (F) no solo rompió el récord de vehículos eléctricos, sino que también mejoró el récord de todos los tiempos de Sébastien Loeb (F) en 2013, en 16 segundos.

El nuevo récord de Dumas de 7m 57.148s es ahora el primero de la lista de campeones de Pikes Peak, que incluye pilotos aclamados como Loeb, Walter Röhrl (D), Michèle Mouton (F), Stig Blomqvist (S), Nobuhiro Tajima (J ) y también Rod Millen y su hijo Rhys (ambos de Nueva Zelanda). “El I.D. R Pikes Peak es el precursor deportivo de la familia I.D de Volkswagen. Hoy vimos de lo que esta tecnología es capaz “, dijo el Dr. Frank Welsch, miembro del Consejo de Administración de Volkswagen con responsabilidad por el Desarrollo Técnico de la marca.

“Todos los empleados de Volkswagen pueden estar extremadamente orgullosos del resultado de hoy. Felicito al equipo desde el fondo de mi corazón. Con una combinación de excelentes habilidades de ingeniería, pasión y compromiso, el equipo ha logrado crear un fantástico auto de carreras en solo ocho meses. El Volkswagen I.D. R Pikes Peak ahora ha establecido el tiempo más rápido en la historia de este ascenso, que abarca más de 100 años, y que dice mucho de la movilidad eléctrica”.

Fueron en total 19,99 kilómetros, 156 curvas, solo un intento, y un Romain Dumas que obtuvo su cuarta victoria general en el icónico Pikes Peak International Hill Climb, que ahora celebró su edición número 96 desde aquel 1916. Con el I.D. R Pikes Peak, Volkswagen ha creado un vehículo excelente, específicamente adaptado a las demandas de la más famosa de las trepadas de montaña: una combinación de peso mínimo, la mayor carga aerodinámica posible y potencia máxima, diseñada para lograr el mejor rendimiento posible.

El I.D. R Pikes Peak pesa menos de 1.100 kilogramos. En la cuestión de la aerodinámica, la clave era compensar la pérdida de carga aerodinámica causada por el aire en Pikes Peak. El resultado de este esfuerzo se podía ver desde lejos: el chasis plano, aerodinámico y enorme ala trasera. Volkswagen también se lanzó en una nueva dirección cuando se trató de cargar el automóvil lo más rápido posible y con el menor impacto ambiental.

No Comments Yet

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *