Visitando La Toscana: Siena

Siena es, tras Florencia, la segunda ciudad más importante de la Toscana italiana, una región con encanto propio, paisajes preciosos, pueblos de cuento y una gastronomía apta para los paladares más exigentes. En esta zona sus gentes aún conservan tradiciones de antaño, desde artesanía trabajada a mano hasta la elaboración de recetas populares.

La pequeña villa de Siena transmite un encanto especial, un embrujo medieval que se siente en cada callejuela y en cada plazoleta. Suelos de piedra y edificaciones medievales entre las cuales se levantan majestuosos palacios, torres y singulares fuentes que adornan sus rincones. Su belleza no pasa desapercibida y en el año 1995 el centro histórico fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Las mil caras de la ciudad
Urbe artística y llena de cultura tiene mucho que ver y disfrutar. El tiempo parece haberse detenido en Siena en el siglo XIII, cuando la ciudad comenzó a enriquecerse con un singular patrimonio histórico y arquitectónico que la ayudó a consagrarse, entre las colinas toscanas.

Surgió como asentamiento etrusco antes de ser colonia romana. Más tarde, durante las guerras con la vecina Florencia vivió un periodo de esplendor, fue entonces cuando importantes artistas pudieron plasmar sus obras y se alzaron algunos de los edificios más destacados de la ciudad.

No Comments Yet

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *