Raymond Weil en el Teatro Colón

View Gallery
5 Photos
Raymond Weil en el Teatro Colón
image008

Raymond Weil en el Teatro Colón
image010

Raymond Weil en el Teatro Colón
image012

Raymond Weil en el Teatro Colón
image014

Raymond Weil en el Teatro Colón
RaymondWeil-TeatroColon_001

El marco perfecto para la presentacion oficial del nieto del legendario Ástor como el primer “Raymond Weil Friend” de Argentina y la región. Con gran orgullo y admiración, la casa suiza de alta relojería Raymond Weil y su reloj Freelancer lo acompañaron tanto en los preparativos previos como arriba del escenario – brillando – como parte de una gran comunidad internacional que reúne a los más destacados representantes de la música y las artes.

La música siempre ha constituido el centro del universo RAYMOND WEIL. Ello se pone de manifiesto en los nombres de las colecciones de la Marca, basados en el título de óperas famosas, entre ellas nabucco y parsifal, o de otras con connotaciones musicales, como maestro o jasmine — así como en las diversas asociaciones musicales que RAYMOND WEIL ha suscrito con eventos musicales icónicos, exclusivas celebraciones de entrega de premios musicales, plataformas musicales en directo y organizaciones benéficas relacionadas con la música. Recientemente, la compañía ha presentado piezas honoríficas a los grandes de la música de todos los tiempos: The Beatles, David Bowie, Bob Marley, Frank Sinatra, Buddy Holly, entre muchos otros.

En tal sentido, incorporar a una figura con la historia personal, talento y trayectoria de Daniel “Pipi” Piazzolla como el primer “RAYMOND WEIL FRIEND” de Argentina y de toda América Latina es una gran suma para la marca suiza. Ernesto Kohen, Presidente de Grupo Chronex, representante oficial en Argentina de Raymond Weil y otras casas relojeras de alta gama (Omega, Piaget, Luminox) afirma: “estamos 100% comprometidos en acompañar esta estrategia de fuerte desarrollo de la marca, ya sea a través de sus acciones de fidelización con las principales joyerías del país, como en esta nueva alianza para potenciar su identidad de gran deleite y gusto por la música y las artes”.

“Fue una noche única y una de esas vivencias que no se olvidan. Sobre todo en estos tiempos, donde el lujo se define por experiencias y elementos novedosos y exclusivos. Un estilo de vida en el que el producto o el servicio es una experiencia en sí mismo. De hecho, planificamos la velada para agasajar a clientes y directivos. Primero, pudimos ingresar a los camarines del Teatro Colón, donde mantuvimos una charla amena con Pipi y también logramos acceder a sacar fotos al escenario, previo al ensayo general. Luego, nos ubicamos en varios palcos preferenciales con nuestros invitados para disfrutar del espectáculo. Y cerramos la noche con una cena de fidelización y profundización de los vínculos, con Pipi Piazzolla y su esposa, con los clientes invitados y otros directivos de Chronex” completó Ernesto.

“Pipi” Piazzolla

Por su parte, “Pipi” Piazzolla comentó que “siento un verdadero orgullo por representar a una marca que, a pesar de ser extranjera, reconoce y valora las más perfectas creaciones, ya sean en la música como en sus relojes. Descubrir que hay, incluso, una colección denominada TANGO, fue emocionante y, a la vez, decisivo para sumarme a esta gran familia. El amor que tienen por la música, en todas sus variaciones y por el arte, es algo inspirador”.

El recorrido musical de la noche estuvo protagonizado por clásicos y novedades, con una esencia musical cargada de emoción, magistral interpretación de instrumentos en armonía con la voz única de Elena Roger. El concierto inició con “Primavera porteña”, luego siguió “Los pájaros perdidos” y “Chiquilín de Bachín”. También sonaron “Vuelvo al Sur”, “Milonga de la enunciación”, “Oblivion” y un “Libertango” que estremeció a la audiencia. Finalmente “Balada para mi muerte” y el “Preludio para el año 3001” marcaron el cierre del concierto. Aunque faltaba el inolvidable clásico “Adiós Nonino” y la “Balada para un loco”, una obra que culminaba una velada de completo disfrute armonioso.

Fundada en Ginebra en 1976, RAYMOND WEIL es una de las últimas empresas relojeras suizas independientes que siguen siendo de propiedad y gestión familiares. La Marca, con sede en Ginebra, donde se encuentran los fabricantes de relojes más prestigiosos de Suiza y cuna de los conocimientos especializados más exclusivos en cuanto al desarrollo de componentes y materiales para la industria relojera, goza de una posición inigualable en el exclusivo mundo del lujo, gracias a su colección de finas piezas de relojería que conjugan elementos de diseño elegantes y contemporáneos e inspiran emociones a sus clientes y socios.

Tanto para las damas – en sus colecciones SHINE, FREELANCER, NOEMIA, TANGO y TOCATTA, entre otras, como para caballeros, donde se destacan las líneas FREELANCER, MAESTRO, NABUCCO y también TANGO y TOCATTA – la maison relojera apuesta a afianzar su presencia en Argentina, mediante el apoyo y experiencia de Grupo Chronex, que tendrá como objetivo instalar en los primeros puestos de ventas a la marca en las principales joyerías del país.

No Comments Yet

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *