Nicolás García Uriburu y la coloración del Gran Canal

Para entender la dimensión de la exposición “Venecia en clave verde. Nicolás García Uriburu y la coloración del Gran Canal” hay que remitirse a la palabra del director del Museo Nacional de Bellas Artes, Andrés Duprat: “una acción que quedó en la historia del arte mundial”.

Esa acción fue la coloración del Gran Canal que el artista realizó el 19 de junio 1968. La exposición conmemora los 50 años de aquel hecho, descrito de la siguiente manera: “(Nicolás García Uriburu) había elegido un producto inocuo, la fluoresceína, que se volvía verde al contacto con el agua. Con esta acción Uriburu iniciaba una transición hacia un arte que expandía los límites del lienzo”.

El Gran Canal estuvo pintado de verde durante 8 horas. En la exposición pueden verse imágenes y pinturas sobre ese momento, además de precisarse el contexto histórico en el que se produjo, a través de una cronología que va desde 1968 hasta 1974.

Para Duprat, uno de los aspectos más valiosos de esa intervención pasa por el hecho de que el artista no pidió permiso para realizarla. Esto se entiende como una rebelión ante la estructura clásica. Nicolás García Uruburu, en palabras de Duprat, decidió “no someterse a que un curador o alguien lo elija cuando tiene algo que decir”; él fue y lo dijo.

Se estima que esa intervención artística, en la que Nicolás García Uriburu (1937-2016) compuso una obra efímera pero que vive en documentos, marcó el posterior quehacer artístico del argentino. A día, se le reconoce como “un referente fundamental del land art y, a la vez, un pionero de la conciencia ecológica, que formuló con el lenguaje de la acción artística”, según explica Duprat.

No Comments Yet

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *