El nacimiento del Hippie Chic

El movimiento hippie que los años 60 estadounidenses vieron nacer, no nos dejó solo ese movimiento pacifista y libertario. No sigue inspirando por su defensa del amor libre o valores que rechazaban el consumismo e invitaban a vivir de manera sencilla, instando a que la gente se alimentara solo de espiritualidad, arte, ecologismo o política.

Fue aquella una época de rock psicodélico y groove, en la que muchos construían su propia filosofía en viajes lisérgicos o embriagados por los efectos de la marihuana. Pero, aunque muchos se revuelvan por lo frívolo que pueda sonar, aquella juventud contracultural y contestataria nos dejó también una tendencia en looks que se han ido revisando. Hablamos de la moda hippie.

Guste más o menos, no se puede negar que la moda tiene mucho de creatividad, de vanguardia.Bebe de todas las fuentes, le sean propias o ajenas, y por ello se presta a ser aplaudida o denostada.

En el primer caso, encontramos a los diseñadores que saben dar una vuelta a líneas ya pasadas para traerlas de nuevo a la primera plana, como hicieron Frida Giannini o Diane von Fustenberg con lo hippie. En el segundo, tenemos a las camisetas con mensajes que pretenden que las mujeres se proclamen feministas por el mero hecho de llevarlas. Han sido muy criticadas, aunque también hay quien las defiende.

Inspiradoras del hippie chic

El hippie chic no es sino una revisión de aquellos atuendos propios de los 60 y 70. Por entonces se llevaba todo lo que hiciera ver al portador o portadora como alguien despreocupado de su imagen, que prefería ropa holgada, materiales orgánicos y poco interés en ser ordenados con los colores. Fuera los binomios en una paleta de tonos acorde, sí a la mezcla multicolor, con predominio de los tierra.

Frida Giannini, de Gucci, ha sido una de las diseñadoras que ha puesto sobre la pasarela una deconstrucción de este estilo. A lo hippie se le añadieron joyas y otros toques lujosos que dieron con un nuevo estilo retro, donde lo étnico y lo campero componían looks que parecen desenfadados pero que, a su vez, están muy medidos.

En 2009, la colección de Gucci se caracterizó por los vestidos etéreos y los estampados. Se basó en Talitha Getty, una actriz y modelo holandesa con estilo bohemio que fue considerada un icono en los 60. Murió a los 30 años por una sobredosis de heroína, cuando algunos ya la consideraban una hippie de lujo.

No Comments Yet

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *