Los inicios de un histórico de las rutas: Ford Mustang

La historia del Ford Mustang sigue agrandándose con el paso de los años. El Mustang, uno de los coches más legendarios del mercado americano, sigue cumpliendo años. A pesar del tiempo transcurrido, se mantiene como el primer día: seductor y deportivo.

A principios de la década de los 60, Lee Iacocca encargó a Gene Bordinat el diseño de un nuevo concepto de vehículo ‘compacto’ y deportivo. La razón: el éxito de los coches europeos y la caída de las ventas del Ford Thunderbird. El diseñador y su equipo se pusieron manos a la obra y en 1962 tenían preparado el primer concept car. El resultado, un biplaza descapotable, con un motor V4 de 109 CV y un aspecto demasiado futurista.

Un año más tarde, será Joe Oros quien se encargue de segundo prototipo. Está vez, mucho más acertado. Era ‘pequeño’ y ligero, tenía cuatro banquetas independientes y la palanca de cambios nacía del suelo. Su imagen transmitía fuerza y deportividad.

En abril de 1964, Ford presentó en el Salón del Automóvil de Nueva York la versión que se iba a comercializar. Se barajaron diferentes nombres, como Cougar o Puma, que fueron utilizados posteriormente en futuros modelos. Sin embargo, los últimos datos que han salido a la luz (a día 7 de octubre de 2015) indican que, aunque ambas denominaciones estaban presentes en la lista, aunque era otra distinta, Torino, la que más posibilidades tenía de hacerse realidad. Finalmente, como todos sabemos, acabó llamándose Mustang.

Ford barajó la posibilidad de utilizar el nombre de la ciudad transalpina para el Mustang debido a que J. Walter Thompson, una agencia de publicidad y de creativos, sugirió lanzar el coche con una campaña en la que decían: “nuevo modelo de importación… desde Detroit… inspirado por las más grandiosas carreteras italianas, pero traído directamente desde Detroit”. ¿El motivo? Torino es la capital del motor italiana, al igual que Detroit lo es de Estados Unidos, así que la idea de nombrar a este vehículo con esta denominación, en cierto modo exótica, les pareció interesante.

En su primer año de historia, el Mustang llegó a las 417.000. Fue en 1966 cuando se logró el millón de automóviles. Estaba disponible en dos modalidades: Hardtop y Convertible. Tenía un precio de 2.368 $. Gracias a su enorme éxito, marcas como Dodge, Chevrolet, AMC crearon el Challenger, Camaro y Javelin, respectivamente.

En septiembre de 2010 aparecen las primeras imágenes del nuevo Shelby Mustang GT500 Super Snake. Ahora la bestia extrae hasta 810 CV de su motor 5.4 de 8 cilindros en V, con la posibilidad de escoger 660 CV y 750 CV. La ‘magia’ nace de un turbocompresor Kenne Bell y una serie de mejoras en la bomba de gasolina. Su imagen recibe mínimos cambios, solo en las bandas que recorren el coche –nuevos colores- y en las llantas, ahora con la posibilidad de elegir el color antracita.

No Comments Yet

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *