La moda está de luto

Ver galería
5 Fotos
IMG_5854
La moda está de luto
IMG_5854

Raffaelle Boriello
La moda está de luto
Raffaelle Boriello

Luxe Up_1678 Ph Juan Villagran Photojohnny
La moda está de luto
Luxe Up_1678 Ph Juan Villagran Photojohnny

Luxe Up_1322 Ph Juan Villagran Photojohnny
La moda está de luto
Luxe Up_1322 Ph Juan Villagran Photojohnny

Foto Rafaelle Borrello
La moda está de luto
Foto Rafaelle Borrello

Por: Gabriela Guerra Picasso

La moda está de luto. El sábado pasado, La Fédération de la Haute Couture et de la Mode despidió con una misa en la iglesia parisina de San Francesco Saverio al talentoso diseñador italiano Raffaele Borriello, que falleció a los 45 años luego de una complicación tras una intervención quirúrgica

Nacido en Roma, en un hogar  en dónde se respiraba naturalmente el sentido del color y de las proporciones, y el buen gusto era una segunda naturaleza, Raffelle  definió su vocación desde muy temprana edad. “Dibujaba mucho y soñaba con la revista Vogue y los desfiles de Versace”: Después de estudiar cuatro años en una academia de moda en su ciudad natal, marchó a Paris, su ciudad adoptiva y donde desarrollaría casi toda su carrera, para trabajar en Balmain. De allí, pasó a Gucci, donde trabajó con Tom Ford, y más tarde fue director de studio en Yves Saint Laurent y Sonia Rykiel. Poco a poco, fue forjando su libertad para asesorar a distintas marcas y compartir su visión de la moda junto a su socio, Julien Desselle desde  propia marca Requiem. En el 2012 fue convocado por Leonard como director creativo y en el 2014 se convirtió en consultor creativo de la marca de lujo asíatica, Shangai Tang , para finalmente instalarse en Hong Kong como el director creativo de la línea femenina.

Buenos Aires era la ciudad de sus afectos. Amante del polo y de los caballos,  aquí cosecho amigos entrañables y aprendió español casi perfecto en sus vistas cada vez más frecuentes. Las argentinas se enamoraron de sus creaciones cuando vino a presentar su propia marca en un desfile, y luego con un breve pero intenso pop-up store que armó junto a su gran amiga Marcela Garcia. Ella, también fue quien lo convocó hace apenas dos meses,  para el Seminario de Lujo que se desarrolló en la Universidad de Palermo, dónde fue homenajeado como uno de los más innovadores diseñadores del momento.  “El lujo es aspiracional . Te lleva a querer alcanzar un sueño. Uno se esfuerza para lograrlo. Yo trabajé mucho para estar donde estoy hoy. El lujo es, la mejor proyección de uno mismo” , decía Rafaelle.  Cálido, talentoso, amable, con la humildad que sólo tienen los grandes, Rafaelle Borriello nos legó su mejor versión. El mundo de la moda y todos los que lo conocieron lo van a extrañar.

No hay comentarios todavia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *