“Casi un monumento”: La campaña impulsada por Ayudín

“Casi un monumento”, campaña impulsada por Ayudín, nace con el objetivo de visibilizar este desequilibrio en las cargas, que se traduce en menor tiempo para el desarrollo personal de la mujer. El objetivo: representar a través de tres esculturas desarrolladas por la artista Jowy Román esta brecha irresuelta.

La obra que podrá verse hasta el 14 de abril a metros de la estación Facultad de Derecho de la línea H muestra el plano de una casa contemporánea, habitada por una pareja “moderna”. Tres puntos de conflicto o sensibles a la hora de limpiar: el baño, el living y el lavadero. Según un estudio de Global Home Index, de cada diez mujeres que se ocupan de la limpieza solo seis hombres lo hacen también. Los mismos resultados se observan con el lavado de ropa y pisos. Se estima que una mujer llega a recuperar dieciséis horas de su tiempo al mes cuando un hombre participa del cuidado de la casa.

 

La campaña, viralizada como #LimpiemosEntreTodos, busca concientizar acerca de un tema central. La consultora Opinaia señala a través de un estudio, que “para el 97% de los argentinos la limpieza es importante”. Además, un hogar limpio recibe más visitas y eso permite un mejor desarrollo social. Las parejas que viven en lugares limpios tienen mejor cariño y afecto, mejor comunicación y entendimiento. En un hogar donde las tareas se comparten de manera igualitaria, las mujeres aumentan su calidad de vida y felicidad. En un hogar limpio, las familias se sienten más tranquilas, relajadas y felices. En un hogar limpio, las parejas tienen más sexo.

 

En cuanto a las esculturas tienen una terminación en cemento, como si fuesen monumentos. Representan tres situaciones distintas: en todos los casos los protagonistas son una pareja heterosexual, de mediana edad, compartiendo un departamento de dos ambientes, de distribución moderna. En la primera, limpian el baño. En otra cargan con tachos de ropa sucia. En la última están trapeando el piso. Lo curioso, el detalle metafórico, es que a los tres hombres le falta una parte del cuerpo. Como si la obra estuviese incompleta. “La parte que le falta a los hombres —explica Román— es una parte que está en construcción”. Cuando se cierre la brecha, cuando se equilibre la distribución de tareas “este vacío se va a lograr completar”, dice. Por eso “Casi un monumento”, porque no está completo, como la participación del hombre en las tareas del hogar.

No Comments Yet

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *