Un icono tradicional de la gastronomía local

Ver galería
11 Fotos
Asado de Kobe - La Cabaña
Un icono tradicional de la gastronomía local
Asado de Kobe - La Cabaña

Frente La Cabaña
Un icono tradicional de la gastronomía local
Frente La Cabaña

Galería La Cabaña
Un icono tradicional de la gastronomía local
Galería La Cabaña

Hamburguesa La Cabaña 1 prensa
Un icono tradicional de la gastronomía local
Hamburguesa La Cabaña 1 prensa

Hamburguesa La Cabaña prensa
Un icono tradicional de la gastronomía local
Hamburguesa La Cabaña prensa

La Cabaña - bife de costilla re
Un icono tradicional de la gastronomía local
La Cabaña - bife de costilla re

La_Cabana_10_rp
Un icono tradicional de la gastronomía local
La_Cabana_10_rp

La_Cabana_18_rp
Un icono tradicional de la gastronomía local
La_Cabana_18_rp

La_Cabana_21_rp
Un icono tradicional de la gastronomía local
La_Cabana_21_rp

Provoleta La Cabaña
Un icono tradicional de la gastronomía local
Provoleta La Cabaña

Salón La Cabaña
Un icono tradicional de la gastronomía local
Salón La Cabaña

Tabla de Rabas Fritas con Limón y Salsa Tartare, Ensalada Del Campo con Rúcula,Tomate Confitado y Queso Parmesano, Ensalada Del Campo con Rúcula,Tomate Confitado y Queso Parmesano. ¿Qué tienen en común estas cosas, además de hacernos agua en la boca? Están todas en el menú del restaurante con más de 80 años de trayectorias: La Cabaña. La pasión renovada por su cocina conjugada con lo más destacado de su historia conforman el espíritu de este restaurante único.

Comidas de lujo en uno de los mejores barrios de la Ciudad de Buenos Aires

Hacia 1996, dirigido por capitales extranjeros, sus fuegos se trasladaron a Recoleta. Pero años más tarde, en 2010, el restaurante volvió a manos nacionales, que lo reubicaron en el competitivo polo gastronómico de Puerto Madero, atesorando la entrañable esencia de La Cabaña original y proponiendo sabores y estilo bien argentino.

En 2010, al volver a manos nacionales, el restaurante fue reubicado en el polo gastronómico de Puerto Madero

Su actual local de la Avenida Alicia Moreau de Justo remite a una estancia de campo criolla con detalles de decoración contemporáneos que lo convierten en un espacio agradable y, a su vez, sofisticado. Su interior, con capacidad para 70 cubiertos, está ambientado con un mobiliario sólido, de madera lustrada y cuero, al que lo acompañan piezas de arte recuperadas y restauradas que habían pertenecido al salón de los años ’30, además de fotografías exhibidas en la recepción junto al bar que aluden a momentos memorables del restaurante. Un lugar ideal para experimentar la comida local de primera.

No hay comentarios todavia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *